Para una persona normal, como tú o como yo, el hecho de comprar y reformar una vivienda o de construir su propia casa supone una de las mayores inversiones que se hacen a lo largo de la vida y, por lo tanto, una de las más importantes.

Ambas opciones vienen cargadas de decisiones, emociones y sentimientos, ya que la vivienda es probablemente el lugar donde vamos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo.

Antes de empezar, te aviso de que estás ante un artículo bastante largo, en el que analizamos detalladamente los factores que pueden influir en la elección (incluso enlazando temas con otros artículos relacionados). He intentando no extenderme demasiado, pero el tema que tratamos es serio, y quiero ayudarte de la mejor forma posible.

Si tienes prisa, puedes ir directo a la sección de ventajas y desventajas, donde podrás conocer nuestras conclusiones, pero yo te animo a leerlo entero, ¡ya que estoy seguro de que te será útil!

Comprar una vivienda o construir tu propia casa, ¿qué es mejor?

Las preguntas que más se escuchan al respecto son del tipo ¿qué es mejor, comprar una vivienda o construirla?, ¿es más rentable construir una casa que comprar un piso? o ¿qué me saldría más barato, comprar o construir?

La situación no para de cambiar, pero ¿qué es mejor a día de hoy? ¿comprar una vivienda ya construida y reformarla a tu gusto? ¿o, al contrario, comprar un terreno y construir tu casa desde cero?

Por supuesto, la decisión ante la pregunta del millón suele ir más allá del tema económico, y se deberían tener en cuenta otros muchos factores importantes. Ésto hace que para cada persona la balanza se incline hacia uno u otro lado, dependiendo de sus prioridades.

En este artículo te queremos ayudar a tomar la decisión, analizando los factores a tener en cuenta a la hora de comprar o construir tu piso-casa-vivienda.

Factores a tener en cuenta a la hora de comprar o construir una casa/vivienda

Analizamos a continuación 8 factores importantes a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión. Si te interesa el tema, no te pierdas tampoco el apartado siguiente, en el que hacemos un sumario de las ventajas e inconvenientes de comprar y de construir una vivienda.

La localización

La localización a la hora de comprar o construir tu casa.

Empezamos con un aspecto que, a nuestro juicio, es de los más importantes. Hoy en día la mayoría de la población trabajamos en las ciudades y, por tanto, queremos vivir en ellas. Nos gusta tener todo lo necesario cerca: tiendas, restaurantes, cines, etc.

Si bien es cierto que en cualquier pueblo grande o ciudad podremos encontrar MUCHAS opciones de compra, también lo es que puestos a vivir en grandes núcleos, preferimos hacerlo en las zonas céntricas. Obviamente, esta gran demanda hace que los precios, a medida que uno se va acercando al centro, vayan subiendo de forma desproporcionada. De la misma forma, al mismo tiempo que los precios suben, el tamaño y la calidad suelen bajar, al tratarse normalmente de pisos más antiguos.

Por otro lado, a la hora de buscar un terreno en las afueras, o en pueblos más pequeños, las opciones no son tantas. No solo hay menos terrenos en venta, sino que también hay que tener en cuenta que en muchos de ellos no podremos construir nada. Ésto hace que el hecho de buscar y comprar un terreno para construir una casa sea una labor a menudo lenta y compleja. Pero no todo son problemas, a favor diremos que los precios son mucho más asequibles, y lo que perdemos en cercanía al centro lo ganamos en espacio y calidad de vida (depende, claro, de la situación personal y laboral de cada persona).

La implicación y la participación

Tu implicación.

Otro factor importante (muy importante, diría yo) y personal es el nivel de implicación. Existe una gran diferencia entre el tiempo que tendrás que emplear en comprar una vivienda (incluso en reformarla) y el tiempo que tendrás que emplear en construir tu casa. Y cuando hablo de tiempo, me refiero a tiempo, ganas y esfuerzo.

Todo el proceso para construir tu casa requiere a menudo una implicación activa por tu parte, buscando y comprando el terreno, eligiendo a tu equipo profesional (arquitecto, aparejador, etc.), en reuniones de diseño, en toma de decisiones, comparando hipotecas…

Alguno de estas tareas te tocará realizarlas también si te decides por la compra de una vivienda (nueva o de segunda mano), pero sin duda alguna, el esfuerzo empleado será mucho menor que el necesario para construir una casa.

Es cierto que el hecho de contar con un buen equipo de profesionales de tu lado te simplificará mucho todo el proceso, pero recuerda tener en cuenta tu disponibilidad durante los próximos meses a la hora de tomar una decisión.

El tiempo y los plazos

Los plazos juegan un papel fundamental a la hora de comprar o construir tu casa.

En este aspecto no se puede ser más claro, ya que los datos son totalmente objetivos. Sin duda alguna, comprar una vivienda es un proceso muchísimo más rápido que construirla. Estamos hablando de que fácilmente podrías entrar a vivir en tu nueva casa en apenas unas semanas desde que se inicia el proceso de compra, mientras que para construir una casa «normal» pueden hacer falta, dependiendo de muchos factores, entre 10 y 18 meses (sin contar la adquisición del terreno).

Si te interesa el tema, es muy posible que te resulte útil este artículo en el que lo desarrollamos más:

Aún así no podemos pasar al siguiente aspecto sin antes matizar algunos detalles sobre los plazos. Si bien lo que decíamos acerca de la compra de viviendas es cierto, son muy raros los casos en los que la vivienda adquirida está 100% lista, terminada y/o adecuada a los gustos y necesidades del comprador.

Si compras un piso de segunda mano, es muy posible (y casi siempre necesario) que necesite como mínimo un lavado de cara o la sustitución de algún elemento (pintura, suelos, alicatados, etc.). Sin embargo, la mayoría de las veces la obra va a más, cambiando carpinterías, reformando la cocina, los baños…o incluso teniendo que hacer una reforma integral.

Es importante apuntar aquí que las reformas de viviendas, en las que no se necesita un proyecto técnico, se valoran normalmente por el constructor, que presenta al cliente dos datos clave: el precio y el plazo. El problema es que los constructores suelen llevar varias obras en paralelo, y nadie puede garantizar que los plazos se cumplan. Seguro que conoces, como nosotros, algún caso en el que algún familiar o amigo haya sufrido grandes retrasos en su reforma, de semanas e incluso meses (ya sean cocinas, baños, albañilería, etc.).

Lo que queremos dejar claro en este punto, es que hay que tener cuidado a la hora de valorar el hecho de comprar y reformar una vivienda, ya que en ocasiones los plazos pueden alargarse meses hasta el momento en que puedas entrar a vivir. En todo caso, recomendamos siempre contactar con un profesional para que te asesore.

El diseño a la hora de comprar o construir tu casa

El diseño, importante a la hora de comprar o construir una vivienda.

Antes de desarrollar este aspecto, quiero dejar claro que con diseño no me refiero únicamente al aspecto estético de la vivienda, sino a todo lo que la define: distribución, estructura, instalaciones, eficiencia energética, equipamientos, acabados, etc.

Cuando no hay muchas exigencias en cuanto a todos estos aspectos, será muy sencillo adecuar una vivienda comprada a tus gustos/necesidades. Probablemente no tengas que hacer muchas reformas, tan solo las necesarias, y este factor no será demasiado influyente a la hora de comprar.

Sin embargo, cuando el diseño es algo importante, al comprar una vivienda ya construida se condiciona mucho el hecho de conseguir la vivienda deseada, ya que cada persona/familia es un mundo, y lo que para unos funciona, para otros puede no hacerlo.

Imagina: has visto un piso a muy buen precio y que «no está mal», pero antes de decidirte a comprar te paras a analizarlo detenidamente. La orientación es norte, por lo que no tendrás una buena iluminación. La distribución es extraña, con metros y metros de pasillo, y tendrás que añadir mucho dinero para reformarlo a tu gusto. Por otro lado, no sabes exactamente como están construidas las fachadas, ni cuánto frío hará en invierno (y cuánto gastarás en calefacción). Las ventanas son mas bien pequeñas, como en la mayoría de los pisos, y para modificarlas o ampliarlas necesitarás un proyecto técnico (más gastos). Podrás mover la cocina y los baños, pero siempre cerca de donde están, ya que las bajantes y el resto de instalaciones no podrás tocarlas.

Y entonces entiendes por qué es más barato que los demás, y por qué lleva tiempo en venta sin comprador. Pero no todo son malas noticias, ya que con una reforma integral adecuada podrás adaptarla más o menos a tus necesidades. Eso sí, sacrificando seguramente varias de tus ideas de inicio.

A lo que quiero llegar aquí es que en este aspecto, la construcción de obra nueva gana por goleada, ya que tienes libertad total en el diseño. ¿Quieres una vivienda de techos altos? ¿Un salón en doble altura? ¿Un dormitorio con buenas vistas y luz por la mañana? ¿Una terraza con vistas al atardecer? ¿Una cocina bonita y funcional?

Podrás tener una vivienda bien orientada, espera…¿es importante eso? ¡SÍ! Es algo que a menudo pasamos por alto, pero te permitirá aprovechar al máximo la luz del día, crear espacios bien iluminados y ahorrar MUCHÍSIMO en calefacción y climatización.

Si quieres aprender más sobre ésto:

En resumen, al partir de cero podrás, junto a tu arquitecto/a, crear una vivienda eficiente que recoja todos tus gustos y necesidades, optimizando la distribución, las instalaciones y la estructura para obtener un resultado funcional y adaptado a tí.

Los vecinos

Los vecinos y los ruidos.

Podría parecer una tontería, pero consideramos a los vecinos como uno de los aspectos más importantes a la hora de comprar o construir una vivienda. Piensa bien de quién quieres rodearte, ya que pasarás mucho tiempo en tu casa y a nadie le gustan los ruidos, los golpes, las voces.

Piensa, además, que si lo que planeas es comprar un piso y reformarlo, entrarás a un edificio y a su comunidad de vecinos con una obra, lo cual suele generar una mala primera impresión. Como esto suele ser inevitable, te recomendamos que antes de tomar la decisión y si ya has encontrado el piso que se ajusta a tus gustos y necesidades, ¡no olvides pasarte a saludar a tus futuros vecinos!

Por otro lado, si decides comprar un terreno para construir tu futura vivienda, este aspecto pierde importancia. Seguramente tengas menos vecinos, y de forma mucho más independiente, por lo que no tendrás que preocuparte por ellos. Es cierto que la obra nueva produce tantos ruidos como una reforma, y normalmente durante mucho más tiempo, pero al tratarse de edificios ajenos (y separados), el impacto en los vecinos es menor. Aún así, repetimos lo dicho anteriormente: ¡salúdalos y conócelos antes de empezar!

Los vicios y defectos

Los posibles vicios ocultos a la hora de comprar una vivienda.

Una vivienda, tanto de segunda mano como nueva, puede tener defectos y fallos. Si éstos se reconocen a simple vista, al menos sabes lo que estás comprando. El problema viene cuando éstos no se aprecian fácilmente: son lo que llamamos «vicios ocultos». Normalmente aparecen con el paso del tiempo, y son síntoma directo de la edad de la edificación. Pueden haber sido ocasionados por una mala ejecución, por fallos de proyecto o por faltas de mantenimiento.

Muchas veces serán problemas sin importancia y de fácil (y barata) solución, como por ejemplo fallos y fugas en las instalaciones, pequeñas grietas, etc. Sin embargo, en otras ocasiones pueden surgir problemas graves y de alto coste de reparación, que pueden afectar a la estructura o a los cerramientos, y con los que no contabas a la hora de comprar la vivienda.

No te queremos asustar, pero si estás pensando en realizar una inversión tan importante como la compra de tu casa, es importante que tengas en cuenta los problemas que pueden aparecer. Entre ellos, y por poner varios ejemplos:

  • Grietas o fisuras. ¡Visita nuestra guía para identificarlas!
  • Humedades y filtraciones, de muchos tipos. Puedes encontrar más información aquí.
  • Fallos y fugas en las instalaciones de fontanería o saneamiento. Instalaciones obsoletas (canalizaciones de plomo, etc.).
  • Problemas en el sistema eléctrico.
  • Deficiencias en los acabados.

Como mencionábamos antes, estos vicios pueden aparecer también en viviendas de nueva construcción, pero la probabilidad es mucho menor, y prácticamente nula si en el proceso han participado profesionales capacitados y se ha efectuado un control de calidad adecuado.

Vamos a añadir aquí el caso particular de las viviendas nuevas en grandes promociones (bloques de pisos, adosados, pareados, chalets en linea, etc.). Suelen ofrecer precios bastante económicos, ya que los promotores hacen negocio al construir largas tiradas de viviendas «en serie» pero… ¡Cuidado! El beneficio de estas viviendas sale de construirlas muy rápido y ahorrando en todas las partidas, por lo que aunque a simple vista no se aprecie, sus calidades suelen ser bajas.

La eficiencia energética al comprar o construir tu casa

La importancia de la eficiencia energética a la hora de comprar o construir.

Continuamos con uno de los factores más olvidados: la eficiencia energética y el consumo de la vivienda.

Hace relativamente muy pocos años que se exige un mínimo de eficiencia energética a las viviendas. Esto quiere decir que, generalmente, las viviendas construidas hace más de 5-10 años no cuentan con diseños ni sistemas constructivos adecuados a las exigencias actuales. ¿Qué quiere decir eso? Pues que para alcanzar un buen confort térmico interior, el gasto de energía es mucho mayor que en viviendas construidas según los estándares actuales.

Y es que la situación en cuanto a eficiencia energética, arquitectura bioclimática y casas pasivas ha evolucionado de forma increíble en los últimos años, y cada vez lo hace más rápido. No solo en cuanto a innovación tecnológica, sino también con la constante revisión de las premisas de diseño residencial.

Durante las últimas décadas, con el boom de la construcción se generó un gran parque de vivienda pública y privada de forma descontrolada, que dejaba de lado la calidad en aras del beneficio económico. Hoy en día la construcción de viviendas, gracias en parte a la concienciación global y a la legislación que la controla, se dirige hacia un estándar cada vez más responsable por medio de un diseño más sostenible.

Quizás te interese este otro artículo:

Para aclarar en qué influye todo esto a la hora de decidir entre comprar o construir una vivienda, habría que preguntarse ¿cuánto consume esa vivienda? ¿cuánta energía (y por tanto, cuánto dinero) cuesta calentarla y refrigerarla? El problema es que la respuesta no es nada sencilla y depende de cálculos complicados. Por otro lado, los certificados de eficiencia energética tampoco suelen aportar datos 100% reales.

Lo que si tenemos claro es que al construir una vivienda nueva, siguiendo todas las premisas de diseño de la arquitectura bioclimática, nos podemos asegurar de la eficiencia energética, y nuestro bolsillo y el planeta lo agradecerán. En cambio, al comprar una vivienda, estaremos muy condicionados por cómo fue construida en el pasado.

El precio

Comparativa de precios entre comprar y construir una casa.

Por último llegamos al precio, la pregunta que te estarás haciendo desde el principio. ¿Qué es más barato, comprar una vivienda (y reformarla) o construir tu propia casa? ¿Qué sale más rentable?

Pues bien, la respuesta de nuevo no es nada sencilla, ya que depende de muchos factores en cada caso particular. Sin embargo, de los diferentes estudios y estadísticas que se pueden consultar (que siempre muestran valores medios), se deduce que el coste de construir una vivienda es en torno al 15-30% menos que el coste de compra de una vivienda.

Por poner un ejemplo, a finales de 2019 y principios de 2020 el precio de la vivienda en Albacete capital rondaba los 1100 €/m2. Eso quiere decir que una vivienda de segunda mano de unos 150 m2 podría costar unos 165.000 €. Sumando impuestos (transmisiones patrimoniales) y otras tasas, así como comisiones de inmobiliaria, notario, registro de la propiedad…estaríamos hablando de unos 180.000-185.000 €.

Ahora bien, si realizamos un rápido estudio de la oferta inmobiliaria de Albacete para corroborar estos datos (puedes realizar el mismo ejercicio en tu provincia, si no eres de Albacete), veremos también que la vivienda media que encontramos en ese tramo de precios pertenece generalmente a un modelo de vivienda antigua, bastante «usada» y en la mayoría de los casos, para reformar.

Descartando el hipotético caso de que la vivienda se encuentre en perfectas condiciones ya que no es lo habitual, y siguiendo con nuestro ejemplo, podremos estimar un precio de reforma básica (quizás cambiar las ventanas, los suelos, reformar la cocina y los baños y pintar) de unos 300-400 €/m2, con lo que tendríamos que sumar otros 50.000€ al precio, haciendo un total de unos 230.000 € por nuestra vivienda de 150 m2.

Por otro lado, para la construcción de una vivienda de la misma superficie en Albacete y pueblos cercanos hemos observado, desde nuestro papel como arquitectos, que el coste total de construcción de una vivienda, incluyendo impuestos, honorarios de arquitectos y aparejadores, licencias y tasas suele moverse entre los 900-1000 €/m2. Para la construcción de una vivienda de 150 m2 podríamos entonces decir que se necesitan unos 135.000-150.000 €.

A este dato habría que sumarle la compra del terreno, que como imaginas, se llevará una parte importante de la inversión y puede llegar a alcanzar, incluso superar, el precio de compra de una vivienda usada.

Por no extendernos demasiado, hemos resumido aquí el precio para construir una vivienda media, pero si quieres conocer con más detalle cuánto cuesta hacerse una casa, en el siguiente artículo te explicaremos el proceso completo, con todos sus gastos asociados.

Como te dije antes, la respuesta no era sencilla. A priori, como te hemos mostrado en el ejemplo, el precio de compra de una vivienda supera con creces el de construcción. ¿Por qué? Tenemos que entender que al comprar una vivienda, hay intermediarios que están ganando dinero con la transacción:

  • El propietario que te la vende, que la venderá seguramente por un precio más alto de lo que gastó al comprarla.
  • El promotor que la construyó. Obviamente no está ganando en el momento de la venta, pero ya ganó al inicio, incrementando su valor.
  • La inmobiliaria y otros intermediarios.

Peeeeero…también tenemos que entender que el precio de construcción de una vivienda desde cero puede conllevar otros gastos importantes, como la compra del terreno, que va a condicionar mucho el precio final, pudiendo llegar a alcanzar y superar el precio de compra. Aún así, tengamos en cuenta que por el mismo precio, aparte de la casa de 150m2 tendríamos todo el resto del terreno alrededor. En fin, como ya habrás entendido, son muchas las variables a valorar.

Ventajas y desventajas de comprar y de construir una vivienda

Ventajas y desventajas entre comprar o construir.

Estamos llegando al fin del artículo, y si bien sabemos que no es una decisión fácil, esperamos estar ayudándote, aportando datos importantes que quizás no habías tenido en cuenta.

Vamos ahora con un resumen de ventajas e inconvenientes a la hora de comprar una vivienda o construir tu casa propia.

Comprar una vivienda y reformarla

Ventajas de comprar una vivienda

  • Dispondrás de muchas opciones de compra. En cualquier pueblo o ciudad hay hoy en día multitud de pisos y casas en venta.
  • Requiere de un bajo nivel de implicación. Si no dispones de mucho tiempo, o no quieres emplear varios meses para conseguir tu vivienda, ¡compra!
  • Tendrás que realizar mucho menos papeleo que para construir tu casa. Menos licencias, menos tasas, menos permisos.
  • Comprar una vivienda es un proceso relativamente rápido, con menos tiempos de espera.
  • Existen ayudas y opciones a buen precio, como las viviendas de protección pública, aunque no todo el mundo puede acceder a ellas.

Desventajas de comprar una vivienda

  • Las viviendas de segunda mano suelen necesitar (si nos movemos en un rango medio de precios) de grandes reformas, que pueden disparar el precio total a cifras muy altas.
  • Las viviendas nuevas en grandes promociones (en bloque, adosadas, pareadas, en línea, etc) han sido construidas por promotores que valoran únicamente el factor económico, por lo que sus calidades suelen ser malas, aunque no se vea a simple vista.
  • Si compras una vivienda que necesita una reforma, es posible que sufras retrasos en los plazos, ya que al no necesitar proyecto, nadie controla la ejecución de las obras. Por ello, te recomendamos contratar a un profesional (arquitecto/interiorista) para que te acompañe durante el proceso cuando se trate de reformas de gran magnitud.
  • A la hora de adecuarla a tus necesidades, tendrás muchos condicionantes que te podrán impedir modificar la distribución, mover cuartos húmedos, etc.
  • No podrás «elegir» a tus vecinos, y si es un piso, es posible que tengas muchos.
  • No sabrás si tiene defectos o vicios ocultos, que pueden no ser visibles durante la compra y aparecer más tarde, suponiendo gastos no previstos.
  • Si la vivienda no ha sido construida hace poco, su eficiencia energética será pésima, por lo que gastarás mucho más en climatizarla.
  • El precio de compra de una vivienda es mayor que el de construcción de obra nueva, ya que hay más intermediarios.

Comprar un terreno y construir tu casa

Ventajas de construir una casa

  • Tendrás libertad total a la hora de diseñar y distribuir tu vivienda. El nivel de personalización y de adecuación a tus necesidades es muy alto.
  • Podrás orientarla bien. Aunque el terreno no sea muy bueno, con un buen diseño podrás crear, junto a tu arquitecto/a, una vivienda con una orientación perfecta.
  • No tendrás problemas con los vecinos, ya que al ser edificios independientes, los ruidos llegarán mucho más amortiguados.
  • En todo momento conocerás como está construida tu casa, por lo que sabrás que no tiene defectos ni fallos graves.
  • En caso de pequeñas roturas o averías, conocerás la totalidad de tu casa, y la reparación será más sencilla (tendrás todos sus planos).
  • Podrás pedir a tu arquitecto/a que diseñe tu vivienda bajo los estándares de la arquitectura bioclimática. En todo caso, al ser de nueva construcción, y gracias a la legislación vigente, será una vivienda de alta eficiencia energética. Ahorrarás en tus facturas mensuales.
  • Dispondrás de mas espacio. También podrás construir exactamente lo que necesites, ni más ni menos metros cuadrados.
  • Si tienes el terreno o facilidad para adquirirlo, es posible que el precio final sea en torno a un 15-30% menor que el de compra de una vivienda ya construida.
  • La satisfacción personal.

Desventajas de construir una casa

  • Si no dispones de un terreno, las opciones a la hora de elegir un emplazamiento se reducen, ya que no hay tanta oferta de parcelas en venta y la búsqueda puede ser algo complicada.
  • El precio del terreno va a influir mucho en el precio total de tu vivienda, por lo que se convierte en un factor importantísimo a tener en cuenta.
  • Requiere un alto nivel de implicación por tu parte y es un proceso más bien largo.
  • Tendrás que realizar bastante papeleo. Licencias, tasas, permisos, contratos, etc. De todas formas, la mayoría de profesionales que contrates (arquitecto, aparejador, etc.) suelen acompañarte y ayudarte en el proceso.
  • Normalmente, a no ser que vivas en un pueblo, tendrás que construir tu casa en las afueras, ya que en el centro de las ciudades, la disponibilidad de terreno para edificar es muy pequeña.

Conclusiones. Comprar o construir. Lo más rentable en 2020

Si has llegado hasta aquí y, con un poco de esfuerzo, has leído todo el artículo, te estarás imaginando lo que te voy a decir ahora.

Efectivamente, no podemos afirmar que una opción sea SIEMPRE mejor que la otra. Como hemos analizado, existen muchos factores que influirán en la decisión. Dependiendo de como seas y como quieras vivir, podrás elegir entre comprar o construir una vivienda.

Haciendo resumen general de todo lo anterior, nos quedaremos con varias claves principales:

  1. El factor económico se decanta levemente por la opción de construir tu propia casa frente a la de comprar, al actuar menos intermediarios. Sin embargo, ésto puede cambiar drásticamente al añadir el factor de la compra del terreno, con el que puedes llegar a alcanzar o incluso superar el precio de compra de una vivienda ya construida. Siendo esto así, recomendamos no solo pensar en el factor económico como motivo final en la elección, y pensar más bien en los tres puntos siguientes.
  2. El emplazamiento, que juega normalmente a favor de la compra de una vivienda, ya que la oferta es mucho mayor.
  3. El tiempo. Si quieres o necesitas una casa rápidamente, entonces sin duda cómprala.
  4. El diseño y el grado de personalización que deseas, que juegan a favor de la construcción de tu casa, al poder hacerla 100% adaptada a tus gustos y necesidades. Recuerda, no hablamos únicamente de la estética, nos referimos a TODO. Orientación, iluminación, distribución, instalaciones, climatización, etc.

Con ésto terminamos. Esperamos con este artículo haberte ayudado a aclarar tus dudas o, al menos, haberte dado las bases a tener en cuenta para tomar esta decisión. Ahora te toca a ti preguntarte que es lo que se adapta mejor a tus necesidades. Y ya sabes, para cualquier cosa nos puedes escribir en los comentarios o hablar directamente con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Más información

Si te interesa el tema o si necesitas más información, estamos encantados de compartir contigo estas lecturas. Todas tratan sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar o de construir tu vivienda, y quizás alguna de ellas te sea útil.

Acerca de comprar viviendas:

Acerca de construir viviendas:

Extra

Desde Intenso Albacete y Mano de Arquitecto estamos elaborando la guía completa paso a paso para construir tu vivienda. Se trata de un e-book gratuito para todos nuestros suscriptores en el que pretendemos explicar TODO el proceso a seguir a la hora de hacerse una casa. Desde la compra del terreno, hasta la finalización de las obras, incluyendo todos los trámites, licencias y permisos necesarios, así como con una relación exhaustiva de todos gastos que aparecerán en el camino. ¡Incluiremos también tablas con las que podrás estimar el precio total de tu vivienda!

No te la pierdas, suscríbete a nuestro canal de forma totalmente gratuita y te enviaremos la guía en cuanto sea publicada. Además, te enviaremos regularmente información útil como la que tratamos en nuestro blog. Y no te preocupes, si te cansas de nosotros, podrás darte de baja en cualquier momento y tan solo con un click. =)

* campo requerido

Publicado por:José Miguel Sánchez Moreno

Arquitecto en Albacete. Intenso Albacete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *